Lolo Rico, creadora del programa La Bola de Cristal

[1935 – 2019, España]

Escritora, periodista y realizadora de televisión, comenzó su carrera escribiendo cuentos infantiles y trabajando en Radio Nacional de España y TVE.

Pero seguramente tú que estás leyendo ahora sobre su vida, recuerdes más vívidamente su trabajo con La bola de cristal, una creación suya de 1984 que podía verse en televisión española los sábados por la mañana. Se trataba de un programa con un estilo innovador, que hablaba con los niños sin infantilizarlos, de temas candentes como el capital.

PRIMEROS AÑOS

Nacida como María Dolores Rico Oliver, Lolo Rico Fue una niña de la posguerra nacida en una familia burguesa de derechas venida a menos. Su padre, abogado, alimentó su pasión por los libros, hasta tal punto que, antes de aprender a leer sola, la pequeña Lolo le pedía a los clientes de la sala de espera del despacho de su padre, que le leyesen, cuando su familia se enteró le prohibieron pisar la sala de espera, así que tuvo que aprender a leer sola, siguiendo con el dedo las líneas que le habían leído tantas veces y se sabía de memoria. Su padre, viendo que no había modo de sacarle las letras y los libros a su hija de la cabeza, le ofreció un trato, podría leer todos los libros de su biblioteca particular a condición de que si en algún momento, alguno de esos libros le hacía daño, lo dejase inmediatamente.

“Nunca entendí cómo podía hacer daño la lectura, ni de niña, ni ahora”

De adolescente, su mayor sueño era convertirse en una gran pintora, iba a menudo con su padre a visitar museos y pronto se inició en Bellas Artes, donde se encontró de pronto en un ambiente juvenil, donde se hablaba de libros, viajes y se valoraba la belleza de todo lo que les rodeaba. De pronto encontró un mundo fresco, amplio de miras y lleno de oportunidades frente a ella.

Un día, su madre fue a buscarla y dando una vuelta por el lugar para conocerlo, entró en el aula en el preciso momento en el que estaban pintando un dibujo al natural de una mujer desnuda, aquello la escandalizó tanto que la sacó corriendo de allí, y no volvió a dejarla ir.

“Le debo a Bellas Artes el haber entendido que la imagen no son sólo formas y volúmenes, que la imagen es algo más cálido que todo eso, y si hice televisión fue por mi estancia en Bellas Artes”.

A los 23 años se casó con el financiero Santiago Alba, un matrimonio triste, que se rompió años después, cuando ya habían tenido siete hijos juntos, según cuenta ella misma “diez años más tarde de lo que hubiera debido”.

El amor de su vida siempre fue su carrera, una carrera peleona como escritora, guionista, editora y directora televisiva que le llevó a codearse con la gauche divine y luego con la Movida.

Su vida fue una constante lucha por la libertad, una libertad de género, laboral e ideológica, formándose un carácter propio, muy peculiar, que le ha ayudado a convivir con la soledad. “La libertad no nos hace más felices a las mujeres, sencillamente, nos hace mujeres”

Mujer incansable, que buscó constántemente un nuevo proyecto en el que enfrascarse, unos años antes de su fallecimiento, estaba con varios proyectos entre manos: una novela feminista, una obra de teatro sobre una violación, la segunda parte de sus memorias, un sesudo tratado sobre televisión, un trasgresor musical político que busca productor: “Tengo las canciones compuestas y sin novio, me gustaría hacerlo en la calle, iba a decir en la puta calle… Trata sobre la corrupción, sobre los jóvenes; acaba bien, al final gana la democracia, algo que yo aún no he visto porque el mundo sigue yendo de culombio, de culombio es poco”.

“Me salí de la casillita que mis padres, mi marido, los demás en general tenían preparada para mí”

Y lo hizo peleando, con una resolución y un carácter que no escondía bajo su afable aspecto.

“Salirte de tu casilla es monstruoso, sobre todo para las mujeres”

Lolo Rico fue una mujer libre, siempre lo fue, escabulléndose entre los dedos de quiénes quisieron atar su lengua y su creatividad. Cuando un trabajo transgredía sus ideales: lo dejaba y buscaba o creaba otro en el que poder ser libre.

Por eso, La bola de cristal quería mandar un mensaje de libertad a quienes lo veían:
“Se puede ser músico, se puede ser escritor, se puede ser político, se puede ser TODO siempre y cuando uno sea honrado, libre y deje ser libres a los demás”.

Los electroduendes y la bruja Avería marcaron la infancia de los niños y niñas españoles criados en los años ochenta, llevando consigo un mensaje claro de cooperación, unión y lucha:

“Sólo no puedes, con amigos, ¡sí!”

En el recuerdo colectivo quedan sus palabras, su lucha al igual que sus electroduendes y su bruje avería… Gracias Lolo por tanto como nos dejaste.

Que su nombre no se borre de la Historia

Comparto aquí un tráiler de un documental sobre la vida de Lolo Rico y la creación de La bola de cistal, en el que ella misma, junto a su equipo, narran cómo lo hicieron y por qué. El documental salió a la luz en 2015 y se financió a través de micromecenazgo o crowdfunding.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *