Laura Latorre

¡Hola Laura! me gustaría que hablases un poco de ti, para que las personas que nos leen puedan conocerte mejor. Así que, cuéntanos ¿quién es Laura Latorre?

Pues Laura Latorre es una mujer que nació en un barrio  de Madrid. Que es la hija de un obrero de un pueblo de Jaén y de una costurera de un pueblo de Cuenca que no pudieron ir a la escuela. Que estudió educación social porque quería transformar el mundo trabajando con la gente de barrios como el suyo. Que es feminista por supervivencia. Que fue enfocando su trabajo y su vida hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres de nuestra realidad y nuestras vidas. A la que siempre le han obsesionado las relaciones como algo central en su vida.

Has escrito un libro  titulado Polifonía amorosa, que habla sobre distintos tipos de relaciones, entre ellas el poliamor, del que de un tiempo a esta parte se está escuchando mucho hablar. ¿Qué opinas sobre el concepto y la realidad de este modo relacional no normativo?

En Polifonía amorosa quería circular las experiencias reales de algunas personas que están cuestionándose la construcción patriarcal y capitalista del amor, y que intentan alejarse de la violencia y explorar prácticas más libres en sus relaciones. Y eso es lo que me interesaba en el libro y en mi vida. Supongo que la vivencia de eso que se llama poliamor es algo complejo y que habría que preguntar a las personas concretas que lo están viviendo para poder opinar. Lo que a mí me parece interesante es pensar y entender las relaciones desde lo real, lo que está sucediendo y no lo que nos gustaría que sucediera, que parece lo mismo pero no es igual. Y lo que intento es alejarme de dogmas o deberías vengan del modelo que vengan, porque en mi propia experiencia por aferrarme a un ideal en muchas ocasiones en lugar de estar abierta me he perdido y en lugar de explorar mi capacidad de ser libre me he sometido. Y ahí no quiero estar. Creo que cualquier palabra que se convierta en un significante cerrado corre el peligro de perder el contacto con lo real, y que eso puede pasarle al poliamor. Pero también creo que el hecho de que se esté cuestionando la cultura de la monogamia obligatoria es muy importante porque está forma de entender el amor y las relaciones está rodeada de mucha violencia. Yo siempre digo que una ideología nos puede ayudar, o al menos a mí me ha ayudado, para hacer algo creativo y no violento con algunas emociones, pero que hay que tener cuidado de que no se convierta en una barrera simbólica en nuestras vidas.

Volviendo a Polifonía amorosa, ¿cómo pasa la idea a salir de tu mente a traspasar las finas líneas del papel para transmitirnos tanto como haces?

He estado algunos años trabajando en torno a la violencia contra las mujeres, y desde ahí también con otras compañeras en pensar el amor y las relaciones en este contexto patriarcal violento. Llevaba varios años promoviendo talleres para repensar el amor y se me ocurrió esto de hacer entrevistas más en profundidad a gente que también estaba en esta misma búsqueda. Y la idea o sueño siempre fue escribir un libro con todo aquello, pero era algo difuso, no sabía cómo podía hacerlo ni tenía demasiadas herramientas. A mí me gusta escribir, pero yo no me sentía escritora. Entonces, una vez que ya decidí parar el asunto de las entrevistas, que duró cuatro años, y que había podido ahorrar para dedicarme un año entero a escribir, me puse a la tarea y me apunté a cursos que me orientarán en cómo hacerlo. Y ha sido un año de muchas cosas, de muchas inseguridades también, de no ver el sentido por momento, de emocionarme en otros, pero sobre todo de mucha incertidumbre. Lo bueno que yo creo que he tenido es que he jugado y experimentado con bastante libertad, porque como total, yo no era escritora, la sensación de posible fracaso no estaba tan presente. Porque aunque yo quería que el libro se leyera, si no me lo publicaban yo lo iba a autopublicar o a subir a la red o lo que fuera.

Cuéntanos, ¿cómo ha sido el proceso de preparación para el libro?

Algo muy importante para mí en este proceso ha sido que no he estado sola. Toda la gente entrevistada ha tenido la oportunidad de leer y validar el texto basado en su entrevista y también han formado parte así de la corrección del libro. Además, yo trabajé el texto con una “doula” literaria maravillosa, de la comunidad Helvéticas que se llama Lola Fernández de Sevilla, y que me acompañó en el proceso final, tanto con las correcciones como el envío a las editoriales. Y se lo envíe a algunas editoriales que yo consideraba afines y finalmente Edicions Bellaterra me contestó bastante rápido que me lo iban a publicar. Y para mí fue un regalazo, la verdad, saber que el libro iba a poder circular por muchos lugares. Y mi experiencia ha sido buena, porque el trato ha sido cercano con esta editorial, no sé cómo será en otras.

¿Qué otros proyectos tienes en mente ahora mismo que quieras compartir con nosotres?

Pues la verdad es que estoy en proyecto de seguir escribiendo sobre el amor y las relaciones en un libro colectivo con más gente que anda en el mismo viaje. Y también  me apetece mucho escribir sobre otras cosas, por ejemplo sobre la historia del barrio dónde nací, pero eso lo veo más a largo plazo.

Sabemos que hay mucho por mejorar y cambiar para lograr una igualdad y libertad plena, no prejuzgar o juzgar las relaciones ajenas, pero nos encantaría saber, Laura, ¿qué sería lo primero que crees que habría que mejorar o cambiar, para lograrlo?

Creo que lo más importante para mí es cuestionar y erradicar la violencia de nuestras relaciones, pero no me refiero solo a la más evidente, sino a la más sutil y simbólica. Y generar contextos de equidad que no invisibilicen los ejes de poder que nos atraviesan en nuestros vínculos, eso también me parece necesario. También poder construir relatos del amor y las relaciones que se alejen de las historias dominantes.

Para finalizar, podrías indicarme a quién te gustaría que entrevistase (que no sea muy complicado!!!!), y qué te gustaría que le preguntase, para poder continuar expandiendo nuestra sección de testimonios?

Tal vez, a Lola Fernández de Sevilla, que ya la he nombrado y que puede contar sobre el proyecto de Helvéticas y su experiencia como escritora.

Puedes seguir y contactar a Laura Latorre a través de su Facebook y ¡comprar su libro Polifonía amorosa en este enlace!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *