En sintonía

No es nuevo que la actividad frenética de la ciudad nos aleja de nuestra esencia primordial, hemos perdido poco a poco a manos del capitalismo nuestro hilo conductor con la naturaleza, a través de generaciones y generaciones, hemos adquirido un modo de vida prácticamente autómata y egocentrista, en el que nos dejamos guiar por los medios de comunicación y la publicidad, medios orquestamos y alimentados por el propio capitalismo. No es de extrañar que tanto la publicidad como los medios de comunicación nos vendan cómo debemos ser, actuar y pensar. Mensajes como “Depílate, serás hermosa y te desearán”, “Adelgaza con estas pastillas y sé la envidia de tus amigas”, no caen en saco roto… se introducen en nuestro subconsciente hasta que nos vuelven inseguras y nos alejan de nuestro YO ancestral, de nuestra verdadera naturaleza. Nos convierten en enemigas porque saben que si nos dividen será más fácil dominarnos. Bien, no se lo vamos a permitir.

Por ello, este será un rinconcito especial, en el que retornar a esa esencia, a esa empatía, a esa sororidad en la que unirnos y crecer… y crecer… y crecer…. Juntas. Siempre juntas.

HISTORIAS DE VIDA y APRENDIZAJE