Mujeres radicales del Mundo

Mujeres radicales del mundo de la editorial Capitán Swing cuenta historias frescas, atractivas e increíbles de perseverancia y éxito radical combinando biografías bien investigadas y fascinantes con retratos poderosos y expresivos a cargo de la ilustradora Miriam Klein Stahl. El libro presenta diversas figuras desde el 430 a. C. hasta 2016 y desde Mesopotamia hasta la Antártida, abarcando treinta y un países en todo el mundo. Desde Hatshepsut (la gran reina que gobernó Egipto pacíficamente durante dos décadas) a Malala Yousafzai (la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz), Poly Styrene (legendaria adolescente punk y cantante principal de X-Ray Spex) y Liv Arnesen y Ann Bancroft (exploradoras polares y las primeras mujeres en cruzar la Antártida). Este libro visualmente deslumbrante es una convincente aportación a la historia de las mujeres y debería estar en el estante de cada escuela, biblioteca y hogar. Juntas, estas historias muestran el inmenso rango de lo que las mujeres han hecho y pueden hacer.

Cuando leí la palabra radical en su título una parte de mí se echó para atrás, ¿quién no ha escuchado hablar negativamente de las personas que actúan de un modo radical en los medios de comunicación y la prensa? Curiosamente, cuando lees lo que significa la palabra radical no coincide con el significado y el sentido como el que estos medios definen determinados modos de actuar.

A veces la palabra radical se usa como sinónimo de extremista (persona que saca un tema de quicio y lo lleva demasiado lejos). Pero estos términos no son en absoluto sinónimos. Una persona extremista es, por ejemplo, un fascista o un terrorista: alguien cuya ideología llega al extremo de, por ejemplo, la violencia. El extremista empuja y simplifica sus ideas a costa de despojarlas de humanidad, mientras que el radical profundiza en ellas hasta dar con la raíz, eso es lo que significa la palabra radical literalmente, ir a la raíz de un asunto. Agarrar el hilo de una injusticia visible y tirar, tirar y tirar hasta ver dónde empieza, cuál es su origen.

Y en este libro podemos comprobar que el sentido de la palabra radical se refiere exactamente a eso, a ir al origen, a visibilizar los méritos y logros de mujeres de nuestro pasado.

Puedes reservarlo y hacerte con él en tu librería de barrio y contribuir al comercio local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *