Laura Uría Arranz

Para dar comienzo con esta entrevista y que la gente que nos lee ahora te ponga cara y nombre, cuéntanos quién es Laura Uría Arranz.

Me llamo Laura Uría Arranz, ya muchas personas me conocéis como LUA, ya que son mis iniciales que desde bien joven comencé a usar como seudónimo de mis escritos. Me considero una persona abierta y con ganas de seguir aprendiendo siempre cada día de las demás personas que me voy encontrando en el camino.

Como persona proactiva y alegre (aunque también tengo mis días, como todo el mundo), siempre me fluyen ideas y proyectos que llevar a cabo. Tengo mis miedos por supuesto, experiencias pasadas que me han llevado al punto en el que me encuentro en este ahora. Sin embargo, hasta la fecha, orgullosa de haberlos ido superado poco a poco no sin esfuerzo, pero con conciencia y espíritu.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del audiovisual?, ¿qué fue lo que más te movió?

Desde muy joven ya empecé a experimentar con la fotografía (además de la escritura) y esa imagen estática que se crea (aunque en muchos casos da sensación de puro movimiento), me llevó a querer seguir experimentando con la imagen, esta vez dinámica. Ya había estudiado varias cosas (todas relacionadas con el arte y la comunicación) pero decidí probar suerte en el IES Puerta Bonita de Madrid para hacer Realización de Audiovisuales y espectáculos. Me cogieron y fueron de los dos años más maravillosos de toda mi vida, por todo lo que aprendí y lo que compartí con las personas que allí conocí.

La imagen en movimiento te abre un mundo infinito de posibilidades. Y ese mundo es
absolutamente maravilloso.

Eres una mujer bastante polifacética, cuál es la actividad que más te apasiona realizar en tu vida.

Se puede decir que todas las actividades que realizo las voy conexionando y formando un todo con estas diferentes formas de expresión. Realizo fotografía, vídeo, cine, radio y también escribo. Todas estas formas de encontrarme conmigo misma me llenan el alma, pero si tengo que decir una de ellas, elegiría el cine, pues me parece quizá la más completa y con mayor posibilidad de mostrar un sentimiento o idea. Aun así, reitero que todas ellas me llenan el alma sobre manera.

Has escrito ya varios libros, cuéntanos qué te movió a publicar, cómo ha sido el proceso. Y en el campo audiovisual, ¿qué es lo que sueles contar y de qué manera?

Sí, tengo dos libros publicados: En un Mar Helado de Enero de 2017 (el cual previamente había auto editado con el nombre de Palabras del Alma) y Somos Río, justo de un año después, ya en 2018. Ambos de poesía intimista y fotografía.

Para explicar el proceso me tengo que remontar unos años atrás, cuando mi hermano Aitor (también poeta) decide auto editar sus escritos e ilustraciones. Pensé que yo, que tenía un sinfín de escritos desordenados, por papeles arrugados, servilletas y multitud de cuadernos, también quería sacar a la luz todo lo que mi ser había idofraguando a lo largo del tiempo. Y así lo hice, auto editando mi primer poemario titulado Palabras del Alma. Pocos años después, hacia finales de 2016, ya andaba pensando en sacar a la luz mi segunda obra, pero pensé que había sacado una tirada muy baja del primer poemario y que merecía que lo reeditara, esta vez con el nombre de En un Mar Helado. Para Enero de 2017 ya estaba impresa esta edición. Fue una experiencia maravillosa, pues aun las personas que ya tenían mi primer poemario, adquirieron esta reedición al ser distinta la calidad del papel, el título y algún detalle más.

Esto me dio empuje para trabajar en mi segunda obra, que salió a la luz justo un año después, en Enero de 2018. Somos Río es ya una clara evolución, aunque con la misma esencia, de lo que hay dentro de mí. Se divide en tres partes. La primera con poemas dedicados al interior de cada persona, la segunda dedicada a lugares que me han hecho sentir cosas que considero determinantes en mi crecimiento personal y la tercera un relato corto dedicado a la vida.

Ha sido un proceso verdaderamente enriquecedor y esclarecedor a la vez que motivante para seguir creando a través de la escritura.

En cuanto al audiovisual, el tema que suelo tratar al igual de literatura es la relación entre seres humanos y como esa relación es en realidad la relación más importante que tenemos que es con nosotros y nosotras mismas.

Lo hago de un modo más poético y experimental, implementando mi poesía en imágenes en movimiento ya que soy de las personas que piensa que todo es poesía en esta vida, en esta dimensión en la que nos encontramos ahora mismo. También me centro en el documental y el retrato cinematográfico como esa manera de mostrar con honestidad, pero sin dogmatizar eso sí, con situaciones y circunstancias cotidianas.

Algunos de mis cortometrajes son la trilogía Ahora Es El momento, Somos Río (obra que acompaña en este caso a mi poemario con nombre homónimo del que ya hablé unas líneas atrás), El Sitio, La pequeña Ari, Á bientôt o La leyenda del conejo hindú que codirijo con mi compañero de vida y también director y guionista de cine, Roberto Ruiz Céspedes.

Mi último cortometraje se llama Lo que contamos, un cortometraje documental que habla sobre el acoso a la mujer. Estoy especialmente contenta porque está siendo demandando por algunos festivales y ha sido premiado a mejor cortometraje en la XII edición del Festival Cortos por la Igualdad de Valencia, pasando a formar parte de un DVD que se utiliza como herramienta de educación en los centros educativos de toda la Comunidad Valenciana. Así mismo, está siendo utilizado en diferentes presentaciones de esta edición del Festival por la comunidad autónoma.

¿Qué otros proyectos tienes entre manos en estos momentos?

Además de continuar con mis programas de radio y mis documentales cinematográficos y cortometrajes de ficción, actualmente estoy trabajando en mi tercer poemario que esta vez va a ir acompañado de las maravillosas ilustraciones de quien me hace esta entrevista (jajaja), la ilustradora y diseñadora gráfica Sué Christian.

También estoy experimentando ahora con mi primera novela de ficción que, de igual manera, contendrá ilustraciones.

Además estoy en proceso de grabación de mi primer largometraje lowcost.

Este, es un espacio sororo de testimonio y denuncia. ¿Existe algo concreto que te gustaría denunciar?

El mundo está helado, ese es precisamente el sentido que tiene el nombre de mi primer poemario En un Mar Helado (además de ser el nombre de uno de los poemas que encontramos en su interior). Vivimos en un mundo donde si no eres visible en las redes sociales, no eres nadie.

Por supuesto, es algo irreal, pero que a su vez está siendo una realidad (paradoja en sí misma). Seguro que me entendéis si ejemplifico con el fenómeno de instagram, donde ya para conseguir trabajo o sacar un proyecto adelante, te facilita (o directamente es lo que se valora) que tengas muchos seguidores.

No digo todo esto desde un derrotismo, pero sí para que tomemos conciencia de que, como digo, es algo irreal. Que todo pasa, que todo son modas y que al final lo único importante es el amor que le pongas a las cosas.

Cuando algo está hecho con amor, se nota. Y no es imposible sacar un proyecto adelante sin redes sociales. Es cierto que ayuda, pues soy la primera que las utiliza como medio de difusión, incluso reconozco haber pedido ayuda para difundir a personas más metidas en el mundo de las redes sociales y en concreto de instagram. Pero siempre siendo consciente de que es tan sólo una herramienta, no un medio.

Por otra parte, me gustaría también denunciar como no, como mujer que soy, el trato y la desigualdad que sigue habiendo hacia el género femenino. Y que debemos estar unidas, ahora más que nunca, para que este sistema patriarcal se desmorone, porque no tiene sentido de ser. Ni somos, ni valemos menos.

Sigamos creando, desde el arte y desde la educación ese cambio necesario que es ya más que obvio.

Para finalizar, te pido que me propongas a quién te gustaría que entrevistase (que no sea muy complicado, por favor!), y qué te gustaría que le preguntase.

Tengo dos personas que proponer y que han llegado recientemente a mi vida. Ellas son Laura Junquera y Elyre Ross, dos mujeres increíbles que día a día realizan proyectos muy necesarios además de bonitos y distintos entre sí. Y por ello ambas, me parecen importantes.

Las preguntas irían dirigidas hacia el mundo del arte también, ya que ambas son actrices, directoras, educadoras… y un sinfín de cosas más.

GRACIAS  por esta preciosa entrevista a la que ha sido un honor responder.

Puedes seguir a Laura Uría Arranz, o Lua como muchas la conocemos a través de su web www.luasoul.com y las redes sociales de Facebook e Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *