Criadas y señoras

Hoy quiero recomendaros una película que descubrí por casualidad hace un par de años, a la vuelta de un viaje decidí seleccionar esta película para el largo camino de vuelta, no la conocía ni en los datos que aparecían en aquella pantalla de televisión incrustada en el respaldo del asiento delantero venía información, salvo un par de líneas con los datos de las actrices, y poco más.
Y debo decir que me alegré mucho al decidirme por esta película, no sólo en aquel momento, sino todas las posteriores ocasiones en las que he vuelto a verla (creo que ya van 4 veces).

Esta película podría parecer una más del montón, sin embargo para mi no lo fue, y quiero explicarte el por qué.

A primera vista, podría parecer una película más en la que se habla de la segregación racial en Estados Unidos en los años 60, un momento histórico terrible para las personas negras, pero no sólo visibiliza la desigualdad de derechos y trato que sufrían las personas negras a mano de las personas blancas, también habla de la rebeldía de estas personas oprimidas y de su lucha por dar visibilidad a lo que sentían y sufrían, como seres humanos. En esta ocasión cuentan con una aliada blanca entre ellas, Skeeter (Emma Stone) una joven sureña de Mississippi de 22 años, a la que poco o nada parecen interesarle los actos sociales en los que “buscar marido”, y cuya mayor aspiración es convertirse en escritora. Tras terminar sus estudios en la Universidad regresa a casa para empezar a trabajar, mientras su madre insiste en casarla a toda costa.

Skeeter posee una mente inquieta, siente que el trato que se les da a las personas negras no es justo y quiere que sus voces se hagan escuchar. Así que decide transcribir las vivencias y relatos de las criadas de Jackson, Mississippi y convertirlas en un libro.

Aibileen es una criada negra. Una mujer sabia e imponente que ha criado a diecisiete niños blancos, a los que ha querido como si fueran suyos, ella también quiere ser escritora pero el color de su piel en ese momento histórico la ha marcado profundamente, obligándola a trabajar como criada, como lo hizo su madre antes que ella y otras tantísimas mujeres negras.

Minny, la mejor amiga de Aibileen, es probablemente la mujer con la lengua más larga de todo Mississippi, no hay quien la frene a la hora de verbalizar aquello que la parece injusto.

Estas tres grandes mujeres acabarán uniéndose para llevar a cabo un proyecto clandestino que supondrá un riesgo para todas. ¿Y por qué? Porque se ahogan dentro de los límites que les impone su ciudad y su tiempo.

Esta película que está basada en una novela de Kathryn Stockett, habla de rebeldía y unión entres mujeres que quieren vivir dignamente y en libertad. Aunque me habría gustado que tratasen más en profundidad las distintas opresiones a las que fueron sometidas las personas negras para darles mayor visibilidad al motivo de sus luchas, creo que han querido suavizar estos y darle una cara más amable.

En cualquier caso, creo que es una buena película que pone en relevancia un tema que hoy en día sigue vigente, y es la desigualdad que sufren las personas que no nacieron con un color de piel blanco. El racismo sigue siendo una lacra para una sociedad que se autodenomina democrática e igualitaria, pero que en el trato diario no siempre lo es.

Te dejo aquí el tráiler para que le eches un vistazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *